Cupcakes de Chocolate Blanco y el Erizo afortunado

4 diciembre, 2019

Erase una vez, en una bonita laguna, vivía un pequeño erizo cuyo nombre era Ricitos, el cual, nadie quería porque tenía todo su cuerpo lleno de espinas.

Irremediablemente, Ricitos se sentía muy sólo porque, además, sus padres no paraban de trabajar y no tenían tiempo para atenderle. El resto de animales se negaban a jugar con él por temor a pincharse con sus espinas.

Cupcakes de Chocolate Blanco y el Erizo afortunado

En esta época, el hambre se iba apoderando de la zona, y para colmo, la sequía hacía que la laguna cada vez tuviera menos agua y amenazaba  con secarse en pocos días. Además, las provisiones de alimentos de los erizos se agotaba y toda la comunidad estaba muy triste y preocupada.

Ante esta situación, Ricitos no tuvo más remedio que armarse de valentía y salir de la madriguera donde vivía con sus padres para buscar algo de comida.

De repente, ve a un grupo de humanos que estaban comiéndose unas cupcakes mientras conversaban de sus cosas junto a la laguna.

Cupcakes de Chocolate Blanco y el Erizo afortunado

Casualmente, Ricitos ve como una de esas cupcakes se cayó al suelo y trató, muy sigilosamente, llegar hasta ella aprovechando el mimetismo de su piel con la arena del suelo pensando que nadie le podría ver. Pero, por desgracia, uno de los humanos que fue a recoger la cupcake caída vio al pequeño erizo.

Ricitos, asustado, pensó que sus espinas le intimidarían pero, curiosamente, ocurrió todo lo contrario: el humano lo acogió en sus manos, le dio muchos mimos y le ofreció agua y comida para él y toda su familia.

Ricitos le tomó mucho cariño a los humanos y los lamió en señal de cariño y agradecimiento.

Cupcakes de Chocolate Blanco y el Erizo afortunado

Moraleja: a muchas personas no les importa la apariencia que tengan los demás, ven más importante la capacidad de cariño que pueden dar y recibir, que al final de todo, es lo que importa en el mundo.

Cupcakes de Chocolate Blanco y el Erizo afortunado

Cupcake de chocolate blanco

Ingredientes:

  • 200 g de harina
  • 100 g de chocolate blanco
  • 100 g de mantequilla
  • 150 g de azúcar
  • 2 huevos L
  • 2 cucharadas de leche
  • 2 cucharaditas de levadura química
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico

Preparación:

  1. Precalentar el horno a 180°C y poner los papelitos para cupcake en la bandeja de molde múltiples.
  2. Mezclar en un recipiente la mantequilla, el azúcar, el chocolate blanco y la leche. En otro recipiente batir los huevos a temperatura ambiente y posteriormente agregar a la mezcla anterior. Después cernir conjuntamente la harina, la levadura química y el bicarbonato sódico  añadiendo y removiendo hasta que quede una pasta sin grumos.
  3. Verter la pasta resultante a los compartimentos de papel, llenando un poco más de la mitad. Introducir el molde múltiple en el horno durante 20 a 25 minutos, preferiblemente en la mitad del mismo. Verificar las masas a ver si se encuentra cocida mediante un palito o un cuchillo.
  4. Sacar del horno y dejar reposar unos 8 minutos hasta que se pueda desmoldar y luego pasar a una rejilla para que termine de enfriarse por completo. Decorar después.

Cupcakes de Chocolate Blanco y el Erizo afortunado

Frosting: Buttercream de Nutella

Ingredientes:

  • 200 g de mantequilla sin sal
  • 200 g de azúcar glass
  • Dos cucharadita de leche
  • 3 cucharadas de nutella

Preparación:

  1. Mezclar la mantequilla y el azúcar poco a poco hasta que quede una mezcla cremosa. Generalmente se echa el azúcar glass en tres secciones para que se haga más fácil la mezcla.
  2. Añadir a la mezcla anterior la leche para que quede un poco más suelta y la Nutella para dar sabor y color a la pasta.
  3. De manera opcional a la mezcla de azúcar y mantequilla añadir esencia de vainilla.
  4. Y finalmente ¡¡¡¡¡decorar!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Chat de Whatsapp
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?
Powered by
X